Pages Navigation Menu

Aprobada la ley sobre la cerveza artesana: todas las reglas y requisitos

craft-beer-labels-reqirements-pe-labellersTras una larga espera, el Senado italiano ha oficializado por fin las características y los requisitos básicos para reconocer una cerveza como “artesana”. En virtud del decreto legislativo DDL S 1328-B, la cerveza artesana es aquella que “se produce en pequeñas cervecerías independientes y no se somete, durante la fase de producción, a procesos de pasteurización y microfiltración”.

Un paso adelante esencial para la historia de las cervecerías artesanales en Italia, por fin reconocidas y tuteladas por el Estado tanto en cuanto a las modalidades de producción como al tratamiento fiscal: hasta hace poco la ley no hacía distinción alguna entre las microcervecerías y las grandes plantas industriales, a las cuales reservaba un régimen fiscal prácticamente idéntico.

También por este motivo, el artículo 35 especifica las condiciones por las cuales una cervecería pequeña e independiente puede considerarse como tal, es decir “Una actividad legal y económicamente independiente que utilice instalaciones físicamente diferentes de las que usa cualquier otra cervecería, y que no opere bajo licencia de uso de derechos de propiedad inmaterial de terceros, y cuya producción anual no supere los 200.000 hectolitros, incluyendo las cantidades de cerveza producidas por cuenta ajena”.

Una revolución que ha dado también en otra tecla fundamental relacionada con la información para el consumidor; es decir, la de las etiquetas. Antes de la reglamentación, la indicación en la etiqueta se refería a las disposiciones de la ley marco 443/1985 en materia de artesanado, poco exhaustivas en cuanto a los ingredientes y los métodos de elaboración. Hasta el día de hoy, las únicas distinciones se referían a cerveza, cerveza sin alcohol, cerveza ligera, cerveza de doble malta y cerveza especial, sin hacer referencia alguna a los demás tipos presentes en el comercio como “Lager”, “Ale”, o “Stout”.