Pages Navigation Menu

Cerveza y belleza: un binomio destinado al éxito

Antienvejecimiento y antioxidante, la famosa bebida al lúpulo invade también el mercado de los cosméticos

No solo calma la sed y es gustosa, la cerveza es también un remedio natural para curar pequeños problemas de salud y un secreto de belleza conocido desde hace muchos años. Se puede usar para aliviar el cansancio de los pies, aporta fuerza y luminosidad al cabello seco, calma y suaviza la piel de la cara. El lúpulo es un antibacteriano potente y un buen antioxidante que se aplica a usos numerosos y diferentes.

Por este motivo el mercado de la cosmética está prestando cada vez más atención a la famosa “rubia”. Uno de los primeros en creer e invertir en la cerveza asociada al campo de la estética fue Giuseppe Collesi quien, en Apecchio, localidad de los Apeninos en la región de «Le Marche», produce botellas artesanales apreciadas en todo el mundo y una línea exclusiva de cosméticos llamada Beer Source. Cremas para la cara, cuerpo, tónicos, jabones, cremas solares y tratamientos antienvejecimiento a base de mosto de cerveza, lúpulo, cereales y levaduras. “Es un proyecto ambicioso pero concreto – explica Giuseppe Collesi – fruto de una colaboración con la facultad de farmacia de la Universidad de Camerino”.

La empresa de «Le Marche» se ha hecho cargo de una investigación que ha durado unos tres años y que ha producido 50 preparaciones diferentes probando los efectos beneficiosos de los productos. Junto a los cosméticos se han creado también 5 complementos alimenticios y 5 condimentos a base de cerveza para usar en la cocina. Todos los artículos entrarán en producción a partir de la primavera de 2018 y los cosméticos se venderán en farmacias, herbolarios, perfumerías y, por supuesto, en la planta de producción de Apecchio. Pero la empresa no tiene intención de detenerse. Además del mercado internacional, para el que ya se está preparando el terreno, se está elaborando un nuevo proyecto: muy pronto se producirá un whisky de elaboración italiana en barricas.