Pages Navigation Menu

Las etiquetas de los alimentos se hacen más claras

pe-labeling-innovation

A partir de diciembre de 2014, ha entrado en vigor la nueva normativa europea sobre el etiquetado, con la finalidad de favorecer la comprensión del consumidor, sobre todo, gracias al uso de textos con caracteres tipográficos más grandes, introducidos de manera visible en una superficie más amplia del envase.

Pero eso no es todo, las otras reglas que deberán respetarse en la creación de las etiquetas son:

– Deberá indicarse la fecha de caducidad en cada porción individual pre-envasada y no solamente en el envase externo.

– En la lista de ingredientes, deberán indicarse de manera evidente: el empleo de sustancias alergénicas o que causan intolerancias alimentarias individuadas por la ley, el empleo de grasas hidrogenadas y la proveniencia de los aceites vegetales utilizados.

– Respecto a las informaciones sobre el fabricante o el importador, éstas deberán indicarse de manera completa, mientras que ya no será obligatorio indicar el establecimiento de producción del alimento. Las informaciones concernientes al origen del producto son obligatorias solamente cuando su omisión pueda llevar a error al consumidor sobre la proveniencia.

– La elaboración del producto deberá indicarse explícitamente en el caso de productos descongelados, embutidos, enriquecidos con agua y reconstituidos.

– La carne y el pescado deberán indicar en el envase, el lugar de crianza y sacrificio del animal y las técnicas de captura.

– Los alimentos que contengan ingredientes sustitutivos deberán indicarse con claridad en la etiqueta junto al nombre del producto.

– En diciembre de 2016 será también obligatorio indicar en la etiqueta, las informaciones sobre el aporte energético por 100 gr o por 100 ml de producto, junto a las cantidades de grasas ácidas y saturadas, hidratos de carbono, azúcares, sodio y proteínas.

Estos y otros temas relacionados con la alimentación serán afrontados y discutidos en ocasión de la EXPO2015: los consumidores, cada vez más exigentes, se alegrarán de poder individuar a simple vista, los productos que mejor se adaptan a sus exigencias, gracias a un etiquetado más preciso.