Pages Navigation Menu

Fuerte crecimiento en la exportación del vino italiano al extranjero

vino-packaging-pe-labellers

Italia continúa confirmándose la patria del buen vino. Con una producción de más de 48 millones de hectolitros (datos oficiales de la Comisión Europea), la vendimia 2015 ha permitido a nuestro País superar claramente a rivales históricos como Francia y España y reforzar el propio liderazgo en uno de los pocos sectores de la economía que todavía está cargado de potencialidad.

“Estamos cerca del objetivo de los 5,5 mil millones de valor de la exportación vinícola – ha declarado el presidente de la Unión Italiana de Vinos Domenico Zonin, comentando los datos recientes Istat sobre los primeros 7 meses en 2015 – las estadísticas han puesto en evidencia también una flexión de los volúmenes que han hecho registrar un -3,1% global, al que ha seguido sin embargo un crecimiento del 5% para las Dop (denominaciones de origen protegida). Este dato deberá llevarnos a una gran reflexión sobre las próximas estrategias productivas, fuertes de una vendimia como mínimo superlativa.”

Un auténtico auge, el de la exportación vinícola, que tiene como protagonistas ya sea los productos históricamente afianzados en el extranjero como los tintos toscanos (+25,8% de exportación), que las nuevas e interesantes incorporaciones como el prosecco, protagonista de un auténtico crecimiento de las ventas sobre todo en el Reino Unido, donde los 55 millones de botellas vendidas han llevado a un +60% respecto al 2013.

Respaldando la afirmación del vino italiano también están los datos crecientes que llegan de otros puntos estratégicos de mercado como Estados Unidos, Japón y China, países donde incluso la simple expresión “Made in Italy” en la etiqueta de un artículo ha sido siempre sinónimo de calidad del producto: “La buena remuneración en la exportación de nuestros vinos, sobre todo en el segmento Dop e Igp – comenta el presidente de ISMEA, Ezio Castiglione – confirma una estrategia productiva del ‘Sistema Paese’ (Sistema País) ya orientada de manera estable sobre el concepto de territorio y por lo tanto sobre productos de elevado valor añadido”.