Pages Navigation Menu

Parabenos, los efectos en nuestro cuerpo y en el de nuestros niños

cosmetici-gravidanza-pe-labellers

Los parabenos son un conservante de origen sintético ampliamente utilizado en los productos cosméticos.

Estos cumplen una función antibacteriana y antifúngica que permite retardar el proceso de descomposición del producto provocado precisamente por la acción de los hongos y microbios que proliferan en el ambiente propicio, constituido por agua, proteínas y azúcares, elementos característicos de las cremas y los alimentos, y que pueden ser portadores de patologías incluso graves.

Los parabenos garantizan por tanto una larga conservación de cremas, champús, jabones, desodorantes y cremas solares, manteniendo inalteradas sus características y retardando su caducidad.

Estas sustancias, utilizadas durante años en la producción de cosméticos, se encuentran bajo los reflectores debido a estudios recientes que han sacado a luz numerosos efectos colaterales. Según los expertos, los parabenos interfieren con el sistema hormonal y sobre todo en la actividad de los estrógenos, hormonas femeninas, provocando infertilidad y problemas durante el embarazo.

Precisamente este último ha sido objeto de estudios exhaustivos sobre los efectos de los conservantes en el feto que llevan en el vientre las mujeres embarazadas. Un estudio piloto estadounidense ha comparado los niveles de los parabenos presentes en la sangre de algunas mujeres embarazadas con los de sus hijos tras el parto. No solo se ha descubierto que estos conservantes tienen la capacidad de penetrar la barrera placentaria, sino que además en más del 50 % de los casos los niños presentaban porcentajes más altos de parabenos en el organismo respecto a las madres. Esto se atribuye a la incapacidad de los riñones de los fetos y de los recién nacidos, aún inmaduros, para eliminar este tipo de toxinas.

La polémica sobre los efectos de los conservantes sigue aún hoy sin resolver. Sin embargo, limitar nuestra exposición a los parabenos es más fácil de lo que parece; basta con tomar algunas precauciones.

En primer lugar, es importante leer bien las etiquetas de los cosméticos, sobre todo lociones y perfumes, y elegir aquellos libres de parabenos. Una alternativa válida pueden ser los conservantes naturales como el aceite de semillas de pomelo o la vitamina E. Si en cambio se suele usar un producto determinado con mucha frecuencia, se puede considerar usar cosméticos libres de conservantes, siempre y cuando se utilicen en tiempos breves.

photo: periodofertile.it