Pages Navigation Menu

Protegen la piel pero ponen en peligro la barrera coralina

Las islas Hawaii quieren prohibir las cremas solares para los turistas

No más cremas solares sobre las blancas playas hawaianas. La propuesta la ha realizado el senador Will Espero, originario del archipiélago del Pacífico, que ha llevado al congreso estadounidense una propuesta de ley para prohibir a los turistas el uso en el mar de productos a base de oxibenzona y octinoxato (octil-metoxi-cinamato), dos filtros usados para la protección de la piel contra los rayos solares, pero que podrían alterar gravemente el delicado equilibrio del mar y las barreras coralinas tropicales.

La tesis se basa en los resultados de una investigación científica, realizada por Craig Downs del Haereticus Environmental Laboratory de Clifford (Virginia, Estados Unidos) y publicada en 2016. Las pruebas han demostrado que la concentración de las dos sustancias (oxibenzona y octinoxato) en las cristalinas aguas del archipiélago es 10 veces superior a la máxima tolerada y esto podría comportar un blanqueamiento progresivo de la barrera y detener el crecimiento de los corales más pequeños.

Según los investigadores, la contaminación podría tener lugar cuando las personas entran en el mar después de ponerse la crema solar.

De ahí la propuesta de prohibir las cremas protectoras, que ha desencadenado las réplicas de las casas farmacéuticas y de las empresas de cosméticos. En particular, l’Orèal ha querido recordar la importancia de las cremas solares para la prevención de enfermedades de la piel debidas a la exposición solar, como el melanoma y ha pedido nuevos estudios más detallados y pruebas más exhaustivas. De cualquier manera, la multinacional francesa, así como muchos otros grandes grupos, se ha activado para encontrar un válido sustituto de la oxibenzona que pueda proteger la piel y, al mismo tiempo, no ser nocivo para el ambiente marino y sus habitantes.