Pages Navigation Menu

Trucos para elegir el maquillaje

Cómo aprender a leer las etiquetas de los cosméticos

Consumo consciente no solo en los productos alimentarios sino también para cremas y cosméticos. Son muchos los instrumentos a disposición que nos ayudan a comprender el complicado mundo de informaciones e ingredientes aunque, quizás, el más completo e inmediato sigue siendo la etiqueta. Por ley en cada envase se deben indicar una serie de datos útiles para el consumidor.

Siliconas, parabenos, aluminio y perfumes, son productos químicos que todavía se encuentran en muchos cosméticos y maquillajes. A pesar del gran éxito del biológico las grandes marcas siguen prefiriendo sustancias sintéticas ya sea por la conveniencia que por un rendimiento mejor y también por su efecto más inmediato en la piel.

No todos los productos químicos son dañosos y merecen ser despreciados. Seguramente son muy diferentes de aquellos completamente naturales de los cuales, sin embargo, existen diferentes categorías.

Tenemos los ecológicos compuestos por sustancias ecosostenibles para el ambiente, los biológicos realizados con ingredientes provenientes de la agricultura biológica, aquellos 100% naturales y aquellos que lo son solo parcialmente. Una pequeña ayuda puede llegar del idioma ya que los productos que no han sufrido procesos químicos se indican con el nombre botánico en latín, mientras que las sustancias sintéticas están normalmente escritas en inglés.

¿Y los colorantes? Se identifican fácilmente porque se indican con el texto CI (Colour Index) seguido por un código de identificación.

El último aspecto al cual dedicar la atención son los perfumes que, si superan el umbral mínimo, deben indicarse en la etiqueta. El riesgo de un uso excesivo es el de provocar reacciones alérgicas en sujetos predispuestos.