Pages Navigation Menu

Vino: ¡cuántas virtudes en una sola bebida!

vino-calice-pe-labellers

Los numerosos estudios realizados a lo largo de los años confirman que, si se consume con responsabilidad, el vino ofrece múltiples beneficios a nuestro organismo. Son numerosos los motivos por los que una buena copa de esta sabrosa bebida, desde la botella más común a la marca más valorada, puede ser muy útil para nuestra salud y bienestar. ¡Descubrámoslos juntos!

Acción antioxidante – El vino, sobre todo el tinto, es un óptimo antioxidante. La presencia de resveratrol, un tipo de fenol presente en la piel de la uva, previene los tumores, tiene una acción antimutagénica en algunas células y es un estímulo para algunas enzimas útiles para eliminar compuestos potencialmente cancerígenos.

Acción antidepresiva – Según un estudio realizado con una muestra de 5.500 bebedores moderados, ingerir de dos a siete vasos de vino a la semana reduce el riesgo de depresión. Una vez ingerido, el etanol que circula por el organismo tiene la característica de interferir con las neuronas cerebrales produciendo sensaciones de euforia, con acción antidepresiva y tranquilizante, y provocando la desaparición de las inhibiciones.

Regulación del colesterol – Ya está probado que el vino tinto logra influir positivamente en la actividad del hígado estimulando la producción del colesterol “bueno”.  El resveratrol reduce los niveles de colesterol LDL en la sangre, previniendo sensiblemente la formación de obstrucciones en los vasos sanguíneos.

Ayuda a la circulación – Entre los beneficios más conocidos y apreciados del vino. Se sabe que una buena copa de vino durante las comidas es capaz de contrastar enfermedades cardíacas como los infartos y los ictus, pero también arteriosclerosis.

Sistema digestivo – La acción antiinflamatoria y las propiedades bactericidas del vino combaten los gérmenes como la Salmonella y la Shigella, que provocan la diarrea. El vino contrasta además la Helicobacter pylori, el principal patógeno de la mucosa gástrica.

Una gran excelencia del Made in Italy, esta bebida obviamente es beneficiosa siempre y cuando no se superen las dosis aconsejadas que consisten en una o como máximo dos copas al día preferiblemente durante las comidas.